La grattachecca e la granita | Turismo Roma
Vive Roma, descubre Roma
Servicios turísticos y oferta cultural
+39060608
Your tailor-made trip

Social Block

You are here

LA GRATTACHECCA Y EL GRANIZADO

La grattachecca

Existen ejemplos del “beber frío” desde la antigüedad, pero el de la Grattachetta es un capítulo completamente romano de esta historia: descubrámoslo juntos.

Sobre todo el nombre:  grattachecca deriva de la acción misma con la que se produce el «granizado». Es decir, el gesto con el que, utilizando una herramienta específica, se raspa ("gratta") el hielo de un bloque, cuyo nombre tradicional en jerga romana es la «checca».

A la suave nieve de hielo raspada del bloque se añaden siropes y/o zumos de fruta, a veces con trozos de fruta fresca o seca.

Un invento completamente romana de comida “de calle” que ahonda sus raíces a finales del siglo XIX y que ha sabido mantener intacta su tradición; basta con pensar que aun hoy se prepara rigurosamente a mano y se sirve en los quioscos de toda la vida durante el verano.

La grattachecca y el granizado son dos productos diferentes: ¡no hay que confundirlos!

En la primera los siropes y los zumos se añaden después de elaborar el hielo, y su sabor se exalta en ese contraste que une siropes y nieve helada directamente en el paladar.

En cambio, en el granizado, el agua, los zumos y el azúcar se mezclan, después se congelan y después se trituran. Por tanto, cada cristal de hielo contiene todo el sabor del granizado.

Aprendamos a hacerla en casa con una receta sencilla que, sin embargo, precisa tomar algunas medidas para que la Grattachecca pueda mantener su sabor original.

La receta: grattachecca con fruta de temporada

Ingredientes:

•    Hielo
•    Sirope o zumo de fruta
•    Azúcar
•    Fruta

Preparación

Antes de iniciar la preparación, una medida que sugerimos es sacar el hielo del congelador y dejarlo reposar un poco antes de trabajarlo para que suba su temperatura. Una vez listo, trituramos el hielo de manera basta: para hacerlo se puede usar la herramienta específica de manivela o la batidora. Una vez triturado finamente, lo colocamos en vasos con mucha capacidad, añadiendo a placer un sirope o un zumo de fruta

fresca preparado anteriormente: limón fresco, guinda, tamarindo, coco, etc. Lo que más nos guste. Opcionalmente, se puede añadir fruta fresca de temporada o seca. Importante: la grattachecca se debe consumir rápidamente, ya que si se derrite se desmonta y pierde toda su esencia.

Los quioscos históricos de la Grattachecca romana

•    FONTE D’ORO, Piazza G. Belli, Roma

•    CHIOSCO TESTACCIO, Via G. Branca, Roma

•    SORA MIRELLA, Lungotevere degli Anguillara (esquina con Ponte Cestio), Roma

•    ARA PACIS, Lungotevere in Augusta (esquina Ponte Cavour), Roma

•    SORA MARIA, Via Trionfale (esquina Via Telesio), Roma

•    BUENOS AIRES, Piazza Buenos Aires, Roma

•    PONTE MOLLO, Largo Maresciallo Diaz (Piazza Ponte Milvio), Roma

•    SMAX, Viale Giulio Cesare 140 (esquina Leone IV), Roma

•    TAZZA D’ORO, Via degli Orfani 84, Roma

•    FISCHIO, Piazzale degli Eroi, Roma

TAG 
Curiosità
Food & Wine

Media gallery