access

A pesar de que su conformación milenaria no permita un fácil acceso a todos sus lugares, iglesias, o áreas arqueológicas, nuestra Capital está haciendo todo lo posible para que su inmenso patrimonio histórico-artístico esté a disposición de todos.

Precisamente por este motivo, el Capitolio ha previsto una serie de intervenciones para reducir la dificultad de acceso a la Ciudad Eterna.

Este proyecto, que debería ser “operativo al 100% antes de final de año”, tiene como objetivo dar precedencia absoluta a los minusválidos en las colas que se forman para entrar en monumentos y museos, gracias al uso del  carné turístico de la ciudad, el “Roma Pass”,  a los autobuses aptos para minusválidos que efectuarán parada lo más cerca posible de la entrada de los monumentos, y a la realización de itinerarios especiales y de guías en lenguaje braille.

Para obtener información y orientarse sobre todas las ofertas turísticas accesibles para los minusválidos o para personas con exigencias especiales, os aconsejamos que consultéis el portal sito www.060608.it.