famiglia

Roma es tan única y sorprendente que vale la pena visitarla todos juntos, mayores y pequeños. En vuestra ruta para descubrir la ciudad, los niños serán compañeros de viaje un poco especiales, con los que compartir experiencias y emociones. Y, quizás a través de sus ojos, sus observaciones y sus preguntas, también vosotros veréis los lugares y los monumentos de otra manera, ¡como no habríais imaginado!

Toda la ciudad puede convertirse en el recorrido de una insólita caza del tesoro: basta con pedir a los niños que busquen detalles ocultos, que descubran animales de piedra o que jueguen a quién reconoce más monumentos. También un recorrido a pie puede parecer una pequeña aventura para los niños acostumbrados a moverse en el coche, ¡sobre todo si al final del recorrido les esperan los gladiadores del Coliseo o la Boca de la Verdad!

Roma para niños

Roma ofrece numerosas atracciones a sus pequeños visitantes.
Los más pequeños pueden participar en los coloridos talleres que organiza Casina di Raffaello, ludoteca dentro de la zona verde de Villa Borghese, sobre el tema de las exposiciones acogidas; o los que propone el museo Explora de via Flaminia 80.

Para los más creciditos, está logrando un gran éxito la ludoteca Technotown, con sus “efectos especiales” y los “suelos interactivos”.

En los días de buen tiempo, vale la pena darse un paseo por el Bioparque , aprovechando también para visitar el cercano Museo Municipal de Zoología.

Si, en cambio, prefieres entretener a tus hijos con marionetas, títeres o representaciones teatrales, no puedes faltar al Teatro Verde , o al Teatro Stabile de títeres “San Carlino“.

Para la lista completa www.060608.it